AVODAH – EL TRABAJO ES ADORACIÓN

La palabra hebrea “avodah (ah-vod-ah)” se traduce en la Biblia en inglés como trabajo & adoración. Una mejor traducción cuando nos referimos al trabajo es servicio. Dios Recibe el Trabajo como la Adoración Realizada para Él. Para simplificar – El Trabajo es Adoración. La similitud entre las dos pone en claro que a los ojos de Dios nuestro trabajo es adoración porque no es realizado para nuestro beneficio, sino como una ofrenda hacia Él. Esto significa que el lugar de trabajo es el lugar de Dios. Estamos para interactuar con Dios y hablar acerca de Dios en nuestro lugar de trabajo, así como lo hacemos en la iglesia o en el hogar. El lugar de trabajo es un lugar de adoración donde podemos expresar la compasión de Cristo en palabras y hechos.

Al construir una teología de trabajo debemos comenzar con la Palabra de Dios y las palabras de Dios. La palabra hebrea avodah es crucial para comprender el punto de vista de Dios sobre el trabajo y la adoración. Este sustantivo עבדה (avodah), aparece 145 veces, haciendo de este grupo de palabras un tema sustancial en el Antiguo Testamento. La raíz de la palabra עבד (avad) aparece 289 veces en la Biblia, sobre todo en la forma qal. Esto no incluye la forma sustantiva, עבד (eved), que aparece en un adicional de 780 veces en el Antiguo Testamento.  El grupo de palabra עבד se traduce en todo el Antiguo Testamento en la versión inglesa en tres formas principales:

1.    Avad (עבד) se traduce muy frecuentemente como “servicio”, donde una persona se somete a otra. Por ejemplo el caso de un esclavo y su amo (Éxodo 21:6), Un súbdito a un rey (2 Samuel 16:19), o incluso un hijo a su padre (Malaquías 3:17). Uno de estos usos del “servicio” se encuentra en 1 Reyes 12, cuando el pueblo de Israel le pidió al rey Roboam que los alivie de los impuestos que su padre Salomón había puesto sobre ellos. Si bajaba los impuestos, la gente entonces prometía servirle (avad) como rey.

2.    Avad (עבד) puede ser traducida como “adoración,” refiriéndose a la adoración de YHWH (Josué 24:14; Ezequiel 20:40) o la adoración de ídolos (Éxodo 20:5; Josué 23:7; Salmos 97:7). Cuando Él comisionó a Moisés para sacar a Su pueblo de Egipto, Dios le dio a Moisés esta promesa: “Yo estaré contigo, y ésta es la señal de que yo mismo te envío: cuando hayas sacado de Egipto a mi pueblo, todos ustedes me adorarán [avad] en este monte” (Éxodo 3:12).

3.    Avad (עבד) también se traduce como “trabajo” o “trabajo común”. Esta palabra se refiere a vocaciones tanto “seculares” (Éxodo 5:18, Ezequiel 29:18) como “sagradas” (Éxodo 13: 5, Números 3: 8, Josué 22:27), ambas remuneradas (Génesis 29:27) y no remuneradas (Jeremías 22:13). En Éxodo 34:21, Dios al referirse al sábado dice: “Seis días trabajarán [avad], pero al séptimo día descansarán; aun en tiempo de siembra o de cosecha.”


Os Hillman, en su estudio sobre el trabajo en los Evangelios señala “…que de las 132 apariciones públicas de Jesús en el Nuevo Testamento, 122 estaban en el lugar de trabajo”. De las 52 parábolas que Jesús contó, 45 tuvieron un contexto de lugares de trabajo. Jesús nunca se ocupó en dividir lo sagrado y lo secular, porque tal división nunca existía en el pensamiento judío. Los judíos entendían que todo lo que hacían en el trabajo y en la sinagoga debía hacerse para la gloria de Dios. Esta es la razón por la cual la calidad es tan importante para los trabajadores judíos. No están trabajando solamente para sí mismos, sino también como adoración hacia Dios.

Rabbi Ira F. Stone clarifica esto cuando escribe; La palabra hebrea para servicio, “avodah”, es la misma palabra que usamos para trabajo y adoración. Esto no es accidental… la verdadera obligación no es meramente adorar en palabras, sino realizar la difícil labor del servicio.

El lugar de trabajo es donde nuestras limitaciones, temores y egoísmo se nos revelan. Es el lugar donde nuestro verdadero ser pecaminoso sale a la superficie. Así es el lugar donde las personas están más abiertas a encontrarse con Dios. Deseamos esforzarnos por enseñar y modelar cómo la oración y la adoración deben ocurrir tan natural y frecuentemente dentro de la oficina, el aula, la fábrica, lo que es clave para vivir la vida tal como Dios la creó y nos llamó a vivir.

 Autor: Patrick Lai

WhatsApp chat